domingo

Tienda de locos

 (Comprar película)
The Big Store, 1941

Éste iba a ser el último de los filmes de los Marx. De hecho, se despidieron del público americano con esta película. Pero años después volvieron. Es el tercero y último de los producidos por Metro-Goldwin-Mayer tras su vuelta a esa productora.


Al inicio vemos cómo Chico está enseñando piano a unos niños en un modesto conservatorio. Unos capataces quieren llevarse el piano por falta de pago, pero aparece el mejor amigo de Chico, el cantante Tommy Rogers, que acaba de heredar la mitad de unos grandes almacenes. Su propósito es vender su parte y con el dinero construir un gran conservatorio. Pero el director de la tienda –que tiene una atractiva y malvada amante- ordena matarlo para quedarse con todo.



Marta (Margaret Dumont, en su última aparición con los Marx), propietaria del otro cincuenta por ciento y novia del director, está preocupada por Tommy y llama a un detective, interpretado por Groucho. El ayudante de Groucho es Harpo. Transforman su modesta vivienda en despacho cuando llega la Dumont. Chico y Harpo resultan ser hermanos, y pese a la oposición del director, Groucho se hace cargo de la seguridad del edificio y del cortejo de Marta. Groucho, Chico y Harpo se instalan en el departamento de dormitorios, donde pasan el tiempo durmiendo. Las camas abatibles les sirven para hacer de las suyas.


Groucho protagoniza un animado e inofensivo número musical. El galán cantante entona un par de canciones, y Harpo y Chico tocan el piano a cuatro manos. Harpo tiene una visión en la que interpreta su arpa ataviado versallescamente, acompañado de sí mismo reflejado en dos espejos, en uno de los cuales toda el contrabajo y en otro el violín.


Los planes del director para matar a Tommy fallan, y tras perseguir a los Marx por el almacén para arrebatarles una prueba de su culpabilidad (en la que unos actores especialistas les hacen ir sobre patines y en monociclo), todo se arregla y los tres se marchan con Margaret Dumont en el coche de Groucho, tirado por una grúa.