viernes

Una noche en la ópera

 (Comprar película)
A Night at the Opera, 1935

Groucho trabaja para Margaret Dumont, una rica heredera que financia un espectáculo de ópera para entrar en sociedad. Hay dos cantantes enfrentados: un tenor famoso y malvado y un desconocido con muy buena voz cuyo agente es Chico. Potencia de nuevo la historia romántica paralela, entre el tenor sin fama y Rosa, una cantante de la compañía.


Incluye la escena del contrato entre Groucho y Chico que comienza: “La parte contratante de la primera parte...”, en la que van rompiendo del papel las cláusulas que no son de su agrado, y la del camarote del barco que les lleva de Milán a Nueva York, donde el cantante más popular y ruin va a debutar.


La famosa escena del camarote comienza cuando Groucho, al que le han asignado una habitación muy pequeña en el barco, hace que metan dentro su enorme baúl. Antes, se ha citado allí para dentro de diez minutos con Margaret Dumont. Al abrir su baúl, descubre que dentro están Chico, Harpo y el cantante honrado, que han entrado como polizones. Ya son cuatro personas, una cama y un gran baúl, dentro de un habitáculo de dimensiones muy reducidas. Chico le dice a Groucho que no saldrán de allí hasta que no les pida algo de comer. Groucho solicita la comida a un camarero en el pasillo, y cada vez que pide algo Chico dice desde el camarote: “Y también dos huevos duros”, y Harpo hace sonar su bocina, con lo que Groucho le dice al camarero “En lugar de dos pon tres”. Luego aparecen dos empleadas para hacer la cama. Llega el plomero, después la manicura, el enorme ayudante del plomero, una chica que pregunta por su tía Micaela (Minnie en el original), la mujer de la limpieza para fregar el camarote y por fin cuatro camareros con la cena. En total, quince personas. Cuando Margaret Dumont llega a su cita, abre la puerta y todos salen a presión hacia el pasillo.


Los tres polizones consiguen desembarcar disfrazándose con barbas postizas, haciéndose pasar por tres famosos aviadores.

Los tenores cantan, Chico toca el piano, Harpo también y luego su arpa. No falta de nada, incluidas las escenas de equilibrismo circense por parte de Harpo, tanto en el barco como en el teatro de la ópera, al final de la película, donde la pareja buena sale triunfante tras una persecución policial a los Marx. En este filme, Allan Jones, el tenor bueno, hace el papel que hubiese correspondido a Zeppo, acompañando a los otros tres hermanos en sus travesuras.


“Una noche en la ópera” es la mejor estructurada de las películas de los Hermanos Marx. Incluye las escenas más famosas, aunque los papeles fieramente gamberros del ahora trío se han suavizado, encajando en un desarrollo algo más convencional de los acontecimientos. Pero no han perdido un ápice de su vis cómica.

7 comentarios:

Ane dijo...

Hey!

Muy detallada entrada sobre esta
gran película. :) me gusta mucho, yo tengo un blog de cine junto con más compañeros, si eso pásate.
Me parece que el tuyo está muy bien, primer blog que encuentro de estos inolvidables hermanos.

Un saludo,

Ane

Ane dijo...

perdón, se me olvidó ponerte la dirección del blog:

cinemascope35.blogspot.com


:)

Un saludo,

Ane

Tausiet dijo...

Gracias por tu visita... y enhorabuena por vuestro blog. Puedes pasarte si quieres también por la revista de cine que dirijo: www.laincineradora.com

Anónimo dijo...

La mejor película de los hermanos Marx sin ninguna duda!! El comienzo de la peli con Groucho inolvidable, igual que la trama de los hermanos para conseguir que cante Ricardo.
Posiblemente una de las 3 películas mejores de la historia.
www.vigilandolosmedios.tzhost.org
Os espero!!!

Tausiet dijo...

Magnífica película, efectivamente. Gracias por tu visita.

Luis Ini dijo...

Te felicito por el sitio dedicado a estos genios. De hecho, te he enlazado desde mi blog en un post donde cuento cómo se alumbró la escena del camarote.

http://larisaylocomico.blogspot.com/

Un saludo

Luis Ini

Tausiet dijo...

Gracias, Luis. Gran post el tuyo:
http://larisaylocomico.blogspot.com/2008/03/video-espaol-video-ingls-de-las-trece.html